La receta perfecta de galletas de avena sin azúcar

Hace ya un par de semanas que estoy venga a probar variaciones de la receta de galletas de avena y stevia que encontré en el blog de Ernest Subirana. Después de muuuchos intentos por fin la semana pasada cuando fuí a desayunar fué ¡wow! por fin saben dulces y sí, unas galletas sin nada de azúcar pueden estar buenísimas.

Ahí va la receta ¡enjoy!

Ingredientes

1 huevo
1 plátano
3 dátiles
1 vaso pequeño de leche de avena (no lo he probado con otro tipo de leche vegal pero imagino que se podrá cambiar.  La semana que viene lo probaré con leche de arroz)
1 vaso grande de copos de avena finos
2-3 cucharadas soperas de coco rallado

Preparación – ¡A mezclar!

  • Batimos bien el huevo
  • Cortamos el plátano y los dátiles en trocitos muy pequeños y los incorporamos al huevo mezclando bien.
  • Añadimos la leche de avena y seguimos mezclando
  • Vamos incorporanto los copos de avena hasta que quede consistente.
  • Finalmente añadimos el coco rallado al gusto.

Cuando esté bien mezcladito ya tenemos la masa lista. Ahora ponemos el horno a precalentar a 180 grados mientras formamos las galletas en la bandeja del horno.

Con una cuchara vamos poniendo montoncitos de la masa en la bandeja (si puede ser con papel de horno, mejor) y los aplastamos dándole forma de redonda sin que quede muy grueso.

Lo ponemos al horno unos 20-25 minutos. En mi horno más bien son los 25 pero cada horno es un mundo así que hasta que estén bien doraditas.

Se dejan enfriar y… ¡a disfrutar!

Vídeo

Gordo, enfermo & casi muerto

Estoy viendo este documental que hoy compartía El Blog Alternativo en su cuenta de Facebook, en el que el Australiano Joe Cross nos muestra cómo decidió terminar con una rutina de comida basura que le había llevado a engordar, estar enfermo y depender de los medicamentos para poder funcionar y, lo peor de todo, tener un pronostico de vida más bien tirando a malo.

Joe realiza un ayuno de 60 días a base de zumos de frutas y verduras y además de perder peso consigue mejorar su estado de salud y tras unos meses dejar completamente la medicación.

Había oido hablar de los ayunos, incluso conozco a gente que ha hecho algunos de este tipo, aunque nunca tan largos. Por lo que he leído si nunca se ha realizado un ayuno se debe empezar por un ayuno de entre 1 y 5 días para más adelante ir aumentando el tiempo. Tampoco creo que hacer un ayuno de este estilo sin un control médico sea recomendable ya que nos puede causar carencias o sacar a la luz problemas que no conocíamos.

De momento no creo que vaya a hacer algo tan radical, pero creo que recopilaré algunas recetas de zumos y batidos para mi nueva dieta.

Aquí comparto el documental para que lo podáis ver y valorar por vosotros mismos si es una opción que os puede interesar: