Desayuno: Cereales inflados con leche de avena y fruta

Vale, suena a que es un rollo de desayuno cuando estás acostumbrado a comer un buen bocadillo de jamón, pero tengo que decir que después de unas semanas de prueba y error he llegado a encontrar mi camino en este tipo de desayunos.

Los cereales son la base

Los cereales inflados dan un toque distinto a los típicos copos y, aunque siguen siendo un poco sosos, se pueden acompañar de muchos complementos que les darán color y los hacen más ricos. Si son ecológicos, pues mejor.

Hay bastante variedad de cereales que se pueden utilizar. Yo, debido a mis intolerancias me inclino por la avena, el trigo sarraceno y el mijo y he descartado el trigo, la espelta y el maíz que no me caen tan bien. No hace falta elegir solo uno, podemos mezclarlos hasta encontrar la combinación que más se adapte a nuestros gustos.

¡Todos a remojo!

Para regar los cereales yo uso leche de avena, o leche de avena con almendras que son las que mejor me sientan pero se puede utilizar leche de arroz, de espelta, de kamut o cualquier otro tipo. Como medida yo pongo un vasito pequeño para que no queden nadando.

Personalmente la leche de vaca prefiero evitarla por muchas razones, pero si os gusta y os cae bien también se puede utilizar.

Endúlzate la vida

Lo malo de estos cereales taaaan ecológicos y sin naaaada añadido es que ¡son taaaan sosos!

Estamos acostumbrados a comer todo edulcorado o salado en exceso y no conocemos los sabores auténticos de los alimentos y cuando quitamos todo ese azúcar extra los sabores nos parecen sosos y aburridos. Yo os recomiendo darles una oportunidad ya que al cabo de unos días de tomar los cereales nuestro paladar se va acostumbrando y cada vez disfutamos más del sabor. Y para que al principio no se nos haga cuesta arriba hay que agudizar el ingenio para encontrar edulcorantes naturales que nos hagan la vida más feliz.

Podemos utilizar Stevia tal y como si utilizásemos azúcar, pero en este caso yo os propongo ser un poco más creativos y usar frutas como el plátano o la pera o cualquier fruta de temporada. También podemos usar frutos secos y aunque el resultado no será tan dulce sí que aportarán un extra de sabor.

A mí me encantan los dátiles que son extremadamente dulces. Si los cortamos en trocitos los iremos encontrando en cada cucharada y nos resultará mucho más agradable el sabor.

También podemos encontrar bastante facilmente fruta seca: frutos rojos, mango o coco y así ir variando nuestro desayuno para que no se nos haga aburrido.

Y tú ¿Qué desayunas?

Anuncios

Un comentario en “Desayuno: Cereales inflados con leche de avena y fruta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s